La Pascua astrológica

¿Qué correlatos astrológicos tenemos en Pascua? ¿Es una tradición cristiana o es anterior? ¿Por qué los huevos?

Pésaj judío

un sol se alza en el horizonte prometiendo la liberación del otro lado del mar.
Cruzar el Mar Rojo como símbolo de liberación.

Los judíos festejaban Pésaj, que quiere decir “salto”. Conmemoraban la huída de Egipto. Según la Gematría, la palabra Egipto suma 2. La palabra Israel suma 1. Así, era un salto del mundo de la dualidad y el miedo al de la unidad (la palabra miedo también suma 2). En realidad, en la Toráh, se refieren a Egipto en plural: “Egiptos” y muchos cabalistas han dicho que es en representación de nuestros propios demonios. Pésaj se celebra el 14 día de Nisan (el primer mes del calendario hebreo), que coincide con la primera Luna Llena de Primavera. ¿Por qué? Para un pueblo netamente agrícola, la llegada de la primavera era primordial. En esta celebración se recogía la cebada y se la llevaba al Templo para que fuera bendecida.

Pascua cristiana

cielo, nubes y un halo de luz representando la resurrección de jesucristo.
La Resurrección simboliza la liberación de los pecados y del frío Invierno

Jesucristo es condenado y crucificado durante la Pascua judía. Por eso sabemos que murió con Luna Llena. Extrañamente, las escrituras dicen que se produzco un eclipse solar (astronómicamente imposible durante una Luna Llena). De esta forma se nos recuerda que no debemos interpretar la Biblia de forma literal, sino simbólica. Los cristianos tomarán la celebración de Pésaj y hablaran ya no de librarse de Egipto sino de librarse de los pecados y nacer como criaturas nuevas. Hay muchos símbolos astrológicos en la Pasión. Por ejemplo, la última cena es la reunión del Sol (Cristo) con los doce signos (los doce apóstoles). Durante la crucifixión, Cristo pronuncia siete frases, como siete son los planetas personales. En el Gólgota hay tres cruces, como tres son las cruces del Zodíaco (cardinal, fija y mudable). La muerte en luna llena puede significar: el pueblo (la luna) condenando a su rey (el Sol), la culminación de la lunación (Que se da en Luna Llena), o la idea de que la verdad se muestra durante Luna Llena para que luego sea diseminada por el mundo en Luna Menguante (como harían los discípulos). Jesucristo morirá en la cruz y luego, resucitará de entre los muertos.

Mitos anteriores y significado astrológico

Esto nos recuerda a otro mito en el que también hay un viaje al Inframundo para volver a renacer. Está directamente vinculado al momento astronómico en que comienza la Primavera y la Tierra, generosa, se revitaliza. Los cristianos, a fin de diferenciarse de los judíos, eligieron festejar la Pascua siete días después de la primera Luna Llena de Primavera. La primavera (en el Hemisferio Norte) empieza cuando el Sol entra al 0 grado de Aries, cerca del 21 de Marzo. Lo que en realidad se estaba celebrando era la liberación del invierno y que todavía había vida en la Tierra. La resurrección de Cristo es la resurrección de la Tierra. Representa la muerte de la tierra en Invierno y la resurrección de la misma en Primavera. Así, este mito está directamente relacionado con el de Perséfone y el ciclo de las estaciones. Según las fuentes griegas, cuando Perséfone viajaba al mundo de los muertos, su madre Démeter se entristecía. Con ella, toda la tierra (otoño e invierno). Pero cuando Perséfone volvía al mundo de los vivos, Démeter, feliz regalaba la primavera y el verano a los hombres.

flores silvestres de distintos colores enviadas por Démeter en Primavera para recordarnos que está contenta.
Las flores de Primavera nos animan a liberarnos de nuestro invierno interior.

¿Qué simbolizan los huevos de Pascua?

Y, ¿por qué huevos? Al calentarse Europa, las aves migratorias volvían al continente y ponían huevos. El que no hubiese nidos con huevos estaba relacionado con el frío invierno. Los judíos rápidamente vieron en su forma una metáfora del ciclo de la vida y de esta idea de un eterno renacer. El huevo duro simbolizaba a la vez la dureza del emperador de Egipto y la necesidad de romper una frontera para liberarse de él. Herman Hesse dirá “El cascarón es el mundo. Quien quiera nacer, tiene que romper un mundo”.

un polluelo rompiendo la cáscara de huevo para nacer al mundo.
“El cascarón es el mundo. Quien quiera nacer, tiene que romper un mundo” H.Hesse

¿Cómo festejar hoy?

Así que hoy, cuando festejes tus Pascuas, te invito a que pienses… ¿de qué te quieres liberar? ¿A qué vida querés nacer? Cuando lo hayas hecho, hierve un huevo. Medita en todos tus miedos, inseguridades y demonios que te impiden llevar la vida que quieres. Toma el huevo con tus manos y concéntrate en deposita en la cáscara esos malos. Luego de unos minutos, rompe el huevo diciendo: “me libero para llevar la vida que quiero”. Come el huevo disfrutando de tu nueva libertad. Toma un papel y un lápiz y apunta esos asuntos de los que te has liberado. Al lado de cada uno, piensa una acción concreta y real que te ayude a entrar en ese camino de liberación. Cuando hayas terminado, enciende una vela verde y déjala arder.

Piensa bien de qué quieres liberarte porque estás en el momento ideal para hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *