La situación argentina (parte 3)

La mentira tiene patitas cortas

Plutón, dios de los Infiernos, está en este momento en conjunción con el punto medio Sol/Luna de Argentina, saliendo de una oposición al Sol y perfeccionando una conjunción a la Luna. La cercanía del Sol y la Luna a los ángulos de la carta genera todavía más intensidad en este tránsito. Además, hay que tener en cuenta que Argentina nació en Luna Llena, característica que se manifiesta en ese vínculo de amor/odio entre pueblo y líder.

El dios de los Infiernos va a invitar al pueblo argentino a que baje a las profundidades, que viaje bajo tierra, a visitar a sus muertos. Sí, a recordar su pasado y sobre qué principios fue fundado el país. Es hora de librarse de mitos, de historias, de ideales y atreverse a enfrentar la verdad. La tarea no va a ser fácil y puede incluso ser dolorosa. Los tránsitos de Plutón nos muestran aspectos negados, que hemos preferido omitir u obviar por determinadas razones. En términos colectivos, la aplicación de Plutón sobre la Luna de Argentina puede significar: opresión del pueblo, sensación de sofoco, dificultad para salir adelante, miedo o pánico y la necesidad de aceptar una verdad que es terrible: que se haya o no colaborado a que estas circunstancias cayeran sobre la nación y el pueblo, ahora mismo, el peso de las mismas se hará evidente. También quizás haya que hacer la pregunta: “¿hemos contribuido a que esto pasara?”

¿Por-qué-Plutón-ya-no-es-un-planeta.jpg

Al mismo tiempo, la oposición de Plutón sobre el Sol develará verdades acerca de los líderes argentinos. Como sabemos, en los últimos meses se han destapado mentiras tanto respecto a la líder inmediata anterior, Cristina Kirchner, como al actual, Mauricio Macri. Nadie es capaz de enfrentarse al dios de los Infiernos y salir ileso. Y en este enfrentamiento entre Apolo (Sol) y Hades (Plutón), necesariamente, ganará el último, una deidad tanto más antigua, instintiva e irracional, y que, sobre todo, nos expone a aceptar nuestro destino. Así, mientras el pueblo acepte el suyo y se enfrente a las consecuencias de decisiones tomadas, el líder (o los líderes) se verán sometidos a la exposición de sus secretos, de sus engaños y sus manejos. Y tanto uno como el otro pueden entrar en una lucha por el poder. Esperemos que la aplicación de Plutón (regente de la casa 2 de los recursos) sobre la Luna vaya a significar que la victoria será del pueblo y no de líderes que hayan ejercido manipulación sobre el mismo.

Engaños desmentidos

Siguiendo con esta idea del engaño y desengaño, vemos que otro dios se acerca: Neptuno, quien domina los mares y las mareas. Neptuno está pasando sobre el Quirón de Argentina y pronto entrará a su casa 6. Este tránsito pareciera apoyar la idea de que la clase trabajadora (casa 6) se sentirá engañada o estafada. Se descubrirá ahora qué

poca consistencia han tenido las promesas del pasado. Neptuno nos obliga a sacrificar algo y temo que el sacrificio sea el aumento las jornadas laborales y la aceptación de condiciones de trabajo poco favorables. Este tránsito puede habilitar que vean si han sido manipulados y cómo, y qué fantasías albergaron. Dado que los recursos económicos de Argentina dependen fundamentalmente de la clase trabajadora (ya que el regente de la casa 2 está en la casa 6) es posible que esta situación haga medrar los recursos del país, empeorando aún más la situación financiera. En Argentina, según su carta natal, el mayor recurso es el trabajo que están a dispuestas a hacer las clases más bajas, de forma que, mientras que no accedan a condiciones dignas, el país seguirá empobreciéndose.

Pero este tránsito de Neptuno nos recuerda la vieja herida argentina y puede fomentar la brecha entre una elite “elegida” y el resto, incrementando la tensión entre las clases llamadas alta y baja. Y sobre todo parece traer al frente la pregunta ¿quién es mejor? ¿somos mejor que el resto? ¿de qué depende? ¿por qué hacer este tipo de comparaciones?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *