La situación argentina (parte 4)

Tiempo de reformas

Rayo.jpgUrano estará transitando por la casa 7 y hará una oposición a Júpiter. Además de traer disrupciones en los vínculos con otros países y un súbito desmantelamiento del propio sentido de abundancia, puede proponer distintos tipos de reformas. El reciente intento de cambiar la legislación del aborto coincide, con un nivel de precisión sorprendente, con la oposición de Urano a Júpiter, oposición que parecía traer al frente la oportunidad de hacer una revolución ideológica y un cambio casi religioso en la percepción que Argentina tiene de sí misma. Ahora mismo, Urano está retrogradando a 1 grado de Tauro y volverá a hacer contacto con Júpiter el mes que viene y luego en Abril de 2019, quizás ofreciendo una nueva oportunidad para tratar el tema.

Porque Urano suele traer cambios y suele hacerlo de forma inesperada. En oposición al Júpiter natal de Argentina, puede estar significando reformas educativas (Júpiter rige la casa 3) o bien reformas en el sistema de pensiones o las condiciones laborales de las clases sociales más bajas (Júpiter rige la casa 6). Tampoco sorprendería que cambiara el trato con los medios de comunicación. Y dado que Júpiter es uno de los regentes naturales del sentido de justicia, puede que además traiga cambios en el sistema de leyes. ¿De qué depende que esos cambios generen progreso o retroceso?

¿Y el dólar seguirá subiendo?

La pregunta que quiere saber todo argentino es esa: ¿el dólar seguirá subiendo? ¿qué ocurrirá con la economía? Miremos qué marca el ritmo de los tránsitos en la carta natal.

Plutón aplicando a la Luna, al Sol, y al punto medio entre el Sol y la Luna no es muy prometedor. Este tránsito es lento y parece señalar una época de esfuerzo: una noche oscura. La oposición de Urano a Júpiter también es algo amenazante, tal vez, indicadora de que el nivel de riqueza será inconstante, subirá y bajará caprichosamente.

Por otro lado, tenemos los tránsitos de Saturno, dios del orden y el límite. Allí dónde esté, el entorno se contrae, se contiene, se sintetiza. Primero se opondrá a Mercurio, luego, a Venus para seguir en este juego de oposiciones a enfrentarse al Medio Cielo, antes de hacer conjunción a la Luna y luego, oposición al Sol. La oposición de Saturno a Mercurio puede significar que los intelectuales y estudiantes del país se sientan limitados, prisioneros, explotados. Pero Mercurio es también el dios de los mercados y este tránsito podría estar indicando un freno a los mismos, una pausa, una calma, un límite a la subida el dólar (Noviembre de 2018). Saturno seguirá moviéndose hasta oponerse a Venus en Enero de 2019, quizás augurando un momento de austeridad pero también un parón al desbarajuste financiero. Porque Venus rige las riquezas de una nación. Luego, hará conjunción con el IC (al mismo tiempo que se opone al MC) en Febrero de 2019, habilitando la oportunidad de hacer un balance de la situación, un diagnóstico de a dónde se ha llegado y qué es necesario hacer. Tanto los dirigentes como el pueblo tal vez deban hacerse responsables de lo que esté ocurriendo y de las consecuencias de decisiones y acciones pasadas. Saturno se opondrá al Sol y hará conjunción con la Luna, resaltando este amor/odio que se da entre el pueblo y los gobernantes argentinos. Debido a la retrogradación, permanecerá en orbe entre Abril y Julio de 2019. Este será un momento de reflexión, de buscar responsables, de hacerse cargo de la situación, de establecer planes de acción y modelos a seguir, de revisar el pasado. Entre Noviembre y Diciembre, Saturno de nuevo estará tocando a la Luna y al Sol, otorgando otra oportunidad para poner límites. ¿Serán los gobernantes que limitarán al pueblo o viceversa? Saturno dispone a la Luna y esto pareciera indicar que el pueblo podrá elegir políticas que se nutran de un principio de realidad más coherente a la hora de tomar de decisiones. Tal vez traiga cierta sensación de enraizamiento o la triste aceptación de que será necesario mucho esfuerzo para remontar este momento, sea justo o no. Saturno es implacable, nos propone hacer un trabajo ineludible y, muchas veces, aparentemente inmerecido. Pero también promete obtener resultados y, quizás esté ofreciendo, en este tremendo desafío, la posibilidad (por pequeña que sea) de construir las bases de una sociedad mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *